¡El mal tiempo ya ha llegado! Tanto lo hemos llamado a gritos para que entrase en nuestras vidas este invierno, que ha acabado por colarse en nuestras casas. Un hecho que ha provocado que el consumo de calefacción se dispare, y en consecuencia, también nuestro gasto en consumo aire caliente para nuestro hogar.

Más allá de las mantas, de duchas de agua caliente que duren más de 15 minutos o esterillas que calientan gracias a la electricidad, son muchas las maneras que nos recomiendan los expertos en calefacción para no tener un gasto excesivo. ¿Te gustaría saber algunos trucos para ahorrar en el consumo de la calefacción? ¡Toma nota!

Paga menos por el aire caliente

Lo más importante a la hora de conseguir una rebaja en el precio de la calefacción en nuestro hogar se relaciona con saber mantener el aire que generan nuestros radiadores. Para ello, hay que tener en cuenta varios factores:

  •  La temperatura en las casas no debe elevarse por encima de 20ºC: el exceso de calor es incluso perjudicial para la salud y un grado extra de aumento de la temperatura en la factura del consumo en un 7,8%.
  •  Es recomendable instalar válvulas termostáticas para regular el consumo yevitar el desperdicio de energía en momentos en los que no estemos en casa.
  • Apaga la calefacción por la noche.
  • Los radiadores deben ubicarse en lugares de la casa sin objetos que los obstaculicen. Incluso las cortinas son barreras, ya que si el aire no circula libremente, se vuelve pesado y se consume más rápidamente.
  • Cuando decidas ventilar la casa, no lo hagas por más de 10 minutos. El aire se renueva en este plazo de tiempo; si te excedes, provocarás que el ambiente de tu casa se vuelva mucho más frío.

Recomendaciones un poco más técnicas

  • La distribución de agua caliente se debe hacer a una temperatura no superior a 45ºC.
  •  Si es necesario cambiar el sistema de calefacción, es preferible hacerlo con calderas de condensación ya que podrás ahorrar hasta un 20% del consumo.
  • Depura siempre el aire de los radiadores para mantenerlos en su más alto nivel de eficiencia. Si tus radiadores son viejos y no tienen una válvula de alivio o escape, instálala.
  • No seas tacaño con el mantenimiento: la impieza del equipo se debe hacer al menos una vez al año; una caldera aumenta el consumo de gas hasta en un30%.

¿Qué te han parecido estas ideas para reducir tu consumo de calefacción durante el invierno? ¿Tienes más ideas? ¡Déjanoslas!